Oct
19

Conoce los motivos más comunes para llegar al divorcio


by Admins
posted in Legal Advice
Comments Off on Conoce los motivos más comunes para llegar al divorcio

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Te invitamos a buscar asesoría legal, de manera rápida y son moverte de donde estas.

Hoy dos maneras de concebir el compromiso matrimonial, están los que asumen el compromiso de un matrimonio “hasta que la muerte nos separe”, este tipo de personas tienen fuertes creencias religiosas, y ven el divorcio como un pecado, y algo que a Dios no le agrada, y están los que ven el matrimonio como un simple estado civil, el cual pueden adquirir a través de la firma de unos papeles, el cual puede ser abrogado en cualquier momento según sus conveniencias. Ambos tipos de compromiso en muchas ocasiones tienen motivos diferentes para llegar al Divorcio pacifico, pero se ha visto en la actualidad muchas separaciones en ambos casos. De ser alguna de estas tu situación consulta un abogado, el te dará las instrucciones a seguir si ya no quieres seguir casado.

Las razones por las cuales desembocamos en el divorcio tienen muchas variables, mas sin embargo hay una serie de motivos que se ven de manera repetitiva al hablar de divorcio. Cualquiera que sea tu caso lo primero que debes buscar es un abogado que pueda brindar una asesoría especializada, así sabrás que esperar durante este proceso.

¿Por qué llega el divorcio?

En primer lugar encontramos que es por elección, es básicamente evidente que me equivoque, elegí mal, o simplemente ya no me atrae y no quiero estar con esa persona.

También otra fuerte razón son causas monetarias, el dinero, eso de “tú tienes lo tuyo y yo tengo lo mío” no siempre va bien, al no tener cosas en común, y llevar una vida juntos pero con planes por separado, tarde o temprano esto hará una grieta tan grande que difícilmente el camino que transita cada uno vuelvan a encontrarse.

El termino sacrificio, solíamos creer en que el matrimonio es color rosa, mas no vemos las espinas que esta tiene, al transitar por adversidades usualmente las negamos, no afrontamos los problemas, y esto desencadena una larga fila de conflictos no resueltos, que van acabando poco a poco con el amor.

En muchos casos la violencia juaga un papel protagónico en las rupturas de parejas, el maltrato físico y emocional no tardaran en hacer que los bellos momentos se conviertan en temibles pesadillas, las cuales invadirán eventualmente nuestro pensar y no veremos mas salida que huir de semejantes abusos. Cabe a destacar que a veces es más significativo y doloroso el maltrato emocional y verbal que un “se me fue la mano” o “no pude controlarme y lo golpee” también tenemos estereotipado estos ataques, creemos que solo los hombres maltratan a las mujeres, pero son conocidos los casos en el es todo lo contrario y la persona agravada no es siempre la más débil físicamente hablando.

Otra causa que lleva al divorcio es no saber apreciar las virtudes y valores de nuestra pareja, menospreciamos o simplemente ignoramos por completo como motivarlas y reforzar eso que con tanto esmero hacen por el ser amado, esto sin duda va haciendo que lo que hacían con tanto esmero y dedicación disminuya con consecuencias irreversibles.

La infidelidad, sería lógico pensar que esta es una de las razones que causan más divorcios, aun que no es así, no deja de ser relevante la frase “engáñame una vez tonto de ti, engáñame dos veces tonto de mi” aparte que constituye una de las clausulas matrimoniales implícitas que de ser quebrantada ningún juez negaría el fallo de divorcio.

Siguiendo con este orden de ideas no puede faltar la adaptación, el vivir juntos, y realmente conocer a tu paraje durante esa convivencia, quizás muchos se darán cuenta que les vendieron gato por liebre, y no están dispuestos a sobrellavar la situación sino que con el tiempo se cansas y deciden que lo mejor es separarse.

Por último la culpabilidad, te sorprendería saber que hay personas que viven creyendo que todo lo que ocurre en la relación es su culpa, que no merecen un mejor trato, y adoptan una posición sumisa para evitar conflictos, nunca se cansan de esperar que su pareja cambie, aun que la misma le de malos tratos y engaños. La soga se rompe por el lado más débil. De una u otra forma este tipo de relaciones no tienen un buen final. Aun que lo mejor en estos casos sea un divorcio pacifico, de esta menara hará su proceso mucho más llevadero.



Comments are closed.